MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Thorns y Dash frenan juego para apoyar a dos atletas víctimas de acoso sexual

Portland Thorns and Houston Dash players pause and gather at midfield during the first half of an NWSL soccer match in Providence Park on Wednesday, Oct. 6, 2021 (KATU footage)Thumbnail

PORTLAND, Ore. – Las jugadoras del equipo local Thorns y de Houston Dash pausaron el juego durante el sexto minuto de la Liga Nacional de Fútbol Femenil del miércoles para mostrar su solidaridad con dos exjugadoras que presentaron denuncias de acoso sexual y mala conducta contra un entrenador.


Debido a este escándalo, la liga suspendió los juegos del fin de semana.

Las exjugadoras acusaron el exentrenador de North Carolina Courage, Paul Riley, quien posteriormente fue despedido.

El miércoles, el dueño de Courage, Steve Malik, se disculpó por el "fracaso" de la franquicia para crear un ambiente en el que las jugadoras se sintieran seguras.

Dos exjugadores de la NWSL, Sinead Farrelly y Mana Shim, dieron a conocer las acusaciones de abuso, incluyendo coerción sexual, que se remontan a más de una década. Las acusaciones fueron detalladas la semana pasada en un artículo de The Athletic.

Riley ha negado cualquier comportamiento inapropiado. Entrenó a Portland Thorns en 2014 y 2015, y fue despedido por el equipo tras una investigación. Luego, Riley se convirtió en entrenador del Western New York Flash durante una temporada antes de que el equipo se vendiera y se mudara a Carolina del Norte en 2017.

Las Thorns, que jugaron el miércoles por la noche en casa contra el Houston Dash, emitieron un comunicado antes de ese juego en el que pedían, en parte, que el gerente general Gavin Wilkinson fuera puesto en licencia administrativa.

La franquicia posteriormente suspendió a Wilkinson hasta que termine la investigación.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending