MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Proveedores de guarderías infantiles buscan maneras de sobrevivir tras pandemia

Guarderias infantiles en el estado de Oregon exponen situación al ser olvidados como trabajo esencial durante la pandemia.JPG

GRESHAM, Ore. - El sindicato de Proveedores de Guarderías Infantiles del estado de Oregon (Child Care Providers Together/Oregon AFSCME 132) dijo en rueda de prensa acerca de las dificultades que han experimentado proveedores y trabajadores durante la pandemia y la falta de ayuda económica que dicen no han recibido para ayudarlos mantenerse a flote.

Los dueños de la guardería Frienship Daycare en Gresham expusó la difícil situación por la que están atravesando.

“Antes de la pandemia muchos nos vimos obligados a absorber costos debido a los altos requerimientos que el estado impuso”, dijo Ali Sanz, dueño de Frienship Daycare y miembro del sindicato Oregon AFSCME 132.

Ali tuvo que reducir las horas de operación de 24 horas y siete días a la semana a un solo turno también tuvo que reducir la cantidad de niños permitidos en su establecimiento. Antes de la pandemia, ellos cuidaban más de 40 niños, ahora sólo tiene alrededor de 22 niños.

Con la reapertura económica en el estado, hace falta guarderías abiertas para que los jefes de familia regresen a trabajar, argumenta el sindicato.

“Queremos contribuir a la economía, queremos seguir ayudando, pero no podemos, no tenemos los suficientes fondos para poder salir adelante. Si hoy por hoy un programa no tiene los ahorros debidos, no tienen las conexiones para hacer las aplicaciones debidas para la asistencia que hay o las que hubo, esos programas actualmente no están con nosotros y están en algo riesgo de cierre”.

Agregó que el estado quiere imponer más restricciones a negocios similares al de él que están bajo el programa estatal de “Guardería Relacionada con el Empleo (ERDC)”.

“Ellos solo cubren un 75% de lo que cubre una familia que paga de su bolsillo, lo cual en estos momentos es dificultoso, pero podemos manejarlo, ahora ellos están proponiendo bajar esas tarifas de un 75% a un 65% lo cual nos va a poner en una situación en el cual muchos negocios van a tener que cerrar”.

Una situación que también afecta a empleados de guarderías.

“En ese caso nos afecta a nosotros como empleados porque si mis patrones no tienen el dinero suficiente para poder aumentar a nosotros un pago, pues nosotros tendríamos que buscar otro trabajo”, dijo Jaqueline Sánchez Flores, empleada de Frienship Daycare.

Como empleada, Jaqueline es obligada por el estado obtener ciertos certificados para trabajar en una guardería, algunos por los cuales su empleador Frienship Daycare le ha ayudado cubrir los gastos.

Jaqueline agregó que teme perder su empleo, porque al perderlo tendría que buscar un segundo empleo para solventar los gastos de una guardería para su hija.

Hasta la fecha 300 guarderías con licencia tuvieron que cerrar debido a la pandemia – dejando solo 2,185 disponibles a nivel estatal, según el sindicato.

Entre mayo y junio de 2020, el estado perdió otros 45 guarderías con licencia.

El estado comunicó que están esperando más directrices del gobierno federal, pero que han destinado $80 millones en fondos y suministros durante la pandemia y tienen planes de proveer otros $10 millones para proveedores que necesitan reabrir.

La semana pasada, la División de Aprendizaje Temprano (ELD) distribuyo $12 millones de fondos bajo la subvención Bridge para proveedores de Cuidado de Emergencia para Niños a través de la Ley Federal de Asignaciones Suplementarias de Respuesta y Alivio del Coronavirus para aquellos proveedores que cumplían con los criterios.

Pero Ali dice que la distribución no ha sido eficaz.

“Estos fondos están siendo distribuidos tal que no tiene lógica, nos están dando lo más mínimo que no alcanza para comprar los supplies que necesitamos, no alcanza para hacer nóminas, para pagar nuestros asistentes, es algo que no es lógico y no entendemos porque y estamos demandando una explicación”.

El estado está esperando más directrices del gobierno federal para distribuir casi $400 millones de Fondos de la Ley del Plan de Rescate Americano, incluyendo un mínimo de $224 millones que deberán ser destinados directamente a becas de servicio para proveedores.

Esperan que la solicitud para estos fondos se habrá a mediados de septiembre y distribuida en el curso de varios meses, pero aún están trabajando con proveedores de cuidado de niños para desarrollar ese proceso mientras que cumplen con los requisitos del gobierno federal.

El sindicato de proveedores de guarderías espera entrar en mediación para discutir la situación y llegar a un acuerdo a partir de este fin de semana.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending