MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Personas recuperadas de COVID-19 son más susceptibles a desarrollar embolismo pulmonar

Staff say that many of the current patients were not vaccinated, believing that it wouldn’t happen to them. Every bed on the intensive care unit at Oregon Health and Science University is critically ill with COVID-19 in Portland, Ore., Aug. 19, 2021. (Kristyna Wentz-Graff/OPB)

PORTLAND, Ore. — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) comunicaron que los efectos a largo plazo del COVID-19 pueden poner en peligro la vida.

Los síntomas del “COVID largo” puede incluir síntomas de fatiga, confusión mental, dolores de cabeza, mareos, dificultad para respirar y más.

Sin embargo, para las personas que se contagiaron con COVID-19, el riesgo de tener una embolia pulmonar se duplica, según el nuevo informe de los CDC.

Según Medline Plus, Una embolia pulmonar es un bloqueo súbito de una arteria pulmonar. Puede ocurrir después de que un coágulo se desprenda y viaje por el torrente sanguíneo hacia los pulmones. La embolia pulmonar es un cuadro serio que puede causar:

Daño permanente en los pulmones

Bajos niveles de oxígeno en la sangre

Lesiones en otros órganos del cuerpo por no recibir suficiente oxígeno

La embolia pulmonar puede ser potencialmente mortal, especialmente si un coágulo es grande o si hay muchos coágulos.

La investigación muestra que del 25% al 30% de las personas que desarrollaron una afección médica después del coronavirus no habrían experimentado esos efectos en la salud de otra manera.

RELACIONADO| Muertes y hospitalizaciones por COVID-19 vuelven a subir en Oregon

Investigadores dijeron que aproximadamente uno de cada cinco pacientes con COVID-19 experimentó al menos un síntoma que podría atribuirse a haber tenido COVID-19.

Para aquellas personas de 65 años o más, se trata de uno de cada cuatro pacientes.

El Dr. Steven Krager de Washington County Health dijo que está preocupado por la gran cantidad de personas que ya ha tenido COVID-19 y ahora corren el riesgo de sufrir complicaciones médicas.

"Estamos hablando de una muerte potencialmente prematura, estamos hablando de una gran carga para nuestro sistema de atención médica, y las personas que potencialmente viven con algo que puede ser muy difícil. Entonces, cualquier cosa que podamos hacer para aprender más sobre eso, así como evitar que eso suceda, deberíamos estar analizando", dijo Krager.

Krager dijo que si bien las restricciones de COVID-19 se han relajado, las personas aún deben ser precavidas ahora que los funcionarios de salud están aprendiendo más sobre los impactos a largo plazo de una infección por COVID-19.

Funcionarios de salud están pidiendo a todos que se aseguren de estar al tanto con las vacunas y que continúen usando mascarillas en lugares concurridos.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending