MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Joven DREAMer de Beaverton lucha por ser ejemplo familiar y paramédico

Julio Morales comparte el camino que ha tomado para cumplir sus sueños en ser paramédico.JPG

BEAVERTON, Ore. – Muchos padres llegan a los EE.UU. para brindarle un mejor futuro a sus hijos, pero el camino que los hijos elijen no siempre son los mas fáciles y requieren mucho esfuerzo y dedicación.

Ese es el caso de Julio Morales, un joven DREAMer de Beaverton que a pesar de las barreras que ha enfrentado, sigue luchando para cumplir sus sueños de ser paramédico y un ejemplo a seguir para su familia.

Morales actualmente es un técnico de emergencias medicas con AMR en el Condado de Clackamas, contestando el llamado a situaciones donde la gente a veces se debate entre la vida y la muerte. Llegar a este punto no ha sido fácil.

“Cuando era pequeño quise ser un paramédico en el militar, en el Army, pero con mi ciudadanía no pude entrar”, explicó Morales.

El nació en Chiapas, México, y a los 14 meses de nacido su madre cruzó la frontera hacia California llevándolo a él entre sus brazos en busca del sueño americano.

“Pues cuando crecí, mis papás siempre me decían que, ‘si te preguntan de donde eres, diles que eres de los Estados Unidos’, y con eso yo dije, 'ok pues soy ciudadano'”.

A los 15 años, al solicitar una licencia de manejo y buscar trabajo se dio cuenta que no tenía un número de seguro social. Ahí es cuando comenzó el arduo trabajo para buscar aprobación del gobierno para permanecer en el país a través del programa DACA (Acción Diferida para Llegados en la Infancia).

“Mis papas empezaron el proceso para hacerme un DREAMer y luego ahí dije, ‘oh no soy ciudadano ahorita va a ser difícil aplicar para trabajos, ir a la escuela’. Ahí es cuando dije 'mi tiempo aquí no es seguro'”.

Aun con la inseguridad del futuro y retos que enfrentó en su adolescencia que alguna vez hicieron cuestionar su identidad, él siguió hacia adelante inscribiéndose en el programa rápido del Colegio Comunitario de Portland para ser paramédico, recibiendo varias becas para ayudarlo a cubrir sus gastos estudiantiles.

“Cada vez que me ven en el uniforme, me hace reír un poco porque nunca pensé que iba a lograr tanto y el uniforme me ayuda a ser alguien más o me apoya yo mismo ¿no? creer en mi mismo, porque el uniforme viene con la profesión”, comentó Morales, al hablar de la reacción que tiene su familia al verlo preparado para el trabajo.

Su meta original era ser cirujano, pero al iniciar sus prácticas con el departamento de bomberos y luego con paramédicos, sus planes se ajustaron un poco. “Cada llamada es diferente, cada paciente es diferente y algo de las luces y las sirenas es un poco más, me hace más feliz”.

Su inspiración sigue siendo la misma, su familia.

“Con mis papas, la única chanza que tienen ellos es conmigo y yo solo quiero enseñarles que lo voy a hacer y siempre voy a trabajar bien duro para seguir adelante porque es la única manera de hacerlo aquí, hay un propósito en mi vida y no lo quiero gastar”.

El agregó que tiene muchos sueños por cumplir, uno de ellos es ser un paramédico de un helicóptero algún día, Este puesto requiere más entrenamiento. Sin embargo Morales no se va a rendir a pesar de la incertidumbre que hay con el programa DACA.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending