MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Hospitales y camas de cuidados intensivos empiezan a saturarse en Oregon

1.PNG

PORTLAND, Ore. — Hospitales de Oregon están empezando a llegar a su punto de saturación al igual que las camas de cuidado intensivos (UCI) y esta vez el problema no es resultado directo del incremento de casos de COVID-19.

Según el informe de la Autoridad de Salud de Oregon (OHA), solo hay 39 camas de UCI disponibles en todo el estado. Sin embargo, la región 5, que incluye los condados de Jackson y Josephine solo tienen una cama de UCI disponible.

La uróloga del área de Portland, Ashley Winters, comentó que se dio cuenta de lo grave que era la situación cuando trató de transferir a un paciente de otra parte del estado para un procedimiento de urología necesario.

"Hablando con el centro de transferencia del hospital sobre conseguirles una cama en uno de los hospitales del área metropolitana de Portland en los que tengo contactos, simplemente no había camas disponibles", dijo. "Este médico en particular, aparte de este caso específico del que hablábamos, estaba bastante angustiado y decía: 'No hay camas en ninguna parte, no se enferme y no permita que su familia se enferme'".

Renee Edwards, directora médica de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon (OHSU), añadió que el problema se debe a la escasez de personal.

"Realmente, el problema general en este momento es la falta de personal en OHSU y en otros hospitales en el área metropolitana de Portland y en todo el estado", dijo, y señaló que el agotamiento por la pandemia exacerbo en el problema. "Enfermeras, terapeutas respiratorios, auxiliares de enfermería, todo tipo de proveedores de atención médica que han dejado el campo de la atención médica y, como resultado, es necesario contratar más personal. Pero el grupo de personal disponible se ha reducido".

Si bien 71 de las camas de UCI del estado están ocupadas por pacientes con COVID-19, Edwards dijo que el aumento de COVID-19 está causando que más personal del hospital se contagie, lo que exacerba el problema de personal.

Ella señaló que en verano se registra un aumento normal de hospitalizaciones porque hay más accidentes. Además, hay pacientes que se vieron obligados a retrasar sus procedimientos durante el COVID-19 y ahora necesitan atención de emergencia.

Ante los contagios y falta de personal, hay largas filas en las salas de emergencia en todo el estado. Cabe recalcar que las salas de emergencias a menudo tienen que mantener a los pacientes en sus camas por más tiempo mientras esperan ser transferidos a una cama de UCI.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending