MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Donde la inmaginación no conoce límites: The Piñata Planet

Triunfando TUSA The Pinata Planet 5.bmp

SALEM, Ore. - Para nuestro segmento Triunfando USA, Univision Portland viajó a Salem para conocer más de cerca un establecimiento que este año cumplió su noveno aniversario y que es conocido por su laboriosa tradición. The Piñata Planet, es un negocio familiar donde se fabrican desde las clásicas piñatas de estrella hasta las de forma inimaginable, según lo pida el cliente.

"Me gusta hacer piñatas porque me hace sentir bien cuando los clientes vienen y se van contentos con la piñata", diijo sonriente María A. Chávez, dueña del establecimiento 'The Piñata Planet'. Ella junto con su familia nos habló del negocio que en español sería traducido como el "Planeta de las piñatas". Pero a juzgar por todo el trabajo que hacen, en realidad es un lugar que esconde un universo de creatividad, colores y artesanía.

"Yo aprendí desde México, desde que estaba niña, lo aprendí de mis tías, es una tradición de familia", dijo la señora Chávez, cuando le preguntamos sobre el lugar donde aprendió este arte. The Piñata Planet comenzó originalmente en el hogar de María y su esposo de Armando Mercado. Con la experiencia de María haciendo piñatas y de Armando en mercadotecnia, el negocio comenzó a crecer en Salem, en el Saturday Market y luego en el local que ocupan hasta este momento.

El arte de fabricar piñatas no fue un azar del destino. La señora Chávez simplemente vio una oportunidad, y la aprovechó. "Cuando llegué aquí a Salem, no tenía la idea de trabajar en las piñatas, pero vi la necesidad de hacer las piñatas porque en las tiendas vi pocas piñatas".

El proceso de hacer una piñata puede tardar desde unas horas hasta por lo menos tres días, dependiendo de lo que pida el cliente y utilizan el material básico: cartón (reciclado), papel china y engrudo como pegamento.

Como es un negocio familiar, Armando y María conviven como socios en su negocio, pero como pareja fuera de éste. Ellos llevan 15 años de casados y para algunos parecería tediosa una relación laboral y sentimental las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 12 meses del año; sin embargo, llevan una excelente relación a pesar de los desacuerdos. "No es que discutamos, no es que peleamos, pero por ejemplo digamos que va a hacer un venado pero cuando termina más bien parece un perro", dijo entre risas María.

En el fondo saben que trabajan con el fin de hacer un buen trabajo. A eso se agrega el orgullo de trabajar en familia y equipo. "Una de las cosas que me he sentido orgulloso, es de trabajar con la gente, con el equipo que hay, porque es gente muy trabajadora, entre todos hemos levantado este negocio", afirmó el señor Armando.

Para esta época de fiestas de fin de año, la piñata más solicitada es la de forma de estrella, aunque la familia está preparada para crear la que el cliente guste. Y a medida que han venido complaciendo el gusto de clientes, el negocio ha crecido, han llegado a lugares lejos. Una vez ya tuvieron una solicitud desde Nueva York y otras del estado de Texas, aparte de que surten a tiendas del Pacífico Noroeste.

El éxito también tiene sacrificios. Anualmente fabrican aproximadamente 10 mil piñatas. Algunos días parecería que The Piñata Planet está cerrado sin saber que dentro las labores continuan sin parar. "Cuando es el tiempo del trabajo, aunque esté cerrado, estamos trabajando dentro del local", aclaró María.

El negocio emplea cinco personas, dos de medio tiempo y el resto tiempo completo, sin contar a sus tres hijos que les colaboran. Eso sí, afirmó María, quien dijo que primero está la escuela y que tienen a veces a sus hijos en el establecimiento para que aprendan responsabilidades y que ganar dinero no es fácil.

Actualmente, The Piñata Planet surte regularmente a tres tiendas en el estado de Washington y 15 en Oregon.

Una cosa importante, es que a pesar de que el negocio ha ido viento en popa, no se olvidan de la comunidad. La pareja dona suficiente material para que estudiantes de escuelas, principalmente del condado de Marion, fabriquen y aprendan ellos mismos, a hacer alrededor de 100 piñatas.

Si usted está interesado en comprar o pedir a su gusto una piñata, lo ideal sería hacerlo con cuatro días de anticipación al siguiente número telefónico: (503) 339-7980 o visitando su página de Facebook.



close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending