MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Tras demanda federal, mujer de EE.UU. de padres mexicanos recibe pasaporte estadounidense

Maria Soto junto a su pasaporte estadounidense tras luchar por casi dos años y demandar al gobierno federal.PNG

MEDFORD, Ore. - Una mujer nacida en Estados Unidos de padres mexicanos consiguió que el Departamento de Estado aprobara expedir su pasaporte luego de verse obligada a demandar al gobierno por negar tramitar el documento.

Nacida en California, pero actualmente viviendo en Medford, María Soto tuvo que demandar al gobierno federal por haberle negado su derecho de tener su pasaporte dos veces.

Al recibir su pasaporte en marzo 2020, no pudo contener sus emociones.

“¡Corría para un lado y para otro con mi pasaporte, algo que no sé, no sé, en un momento confiaba mucho que lo iba a poder recuperar y todo, pero no el que ya lo tuviera en mis manos!”

Soto nació en Los Ángeles, pero siendo menor de edad fue llevada a México y criada por sus abuelos mientras que sus papas seguían laborando como trabajadores agrícolas.

Ella venía frecuentemente a California desde México a visitar a sus papás utilizando como documento de identificación su acta de nacimiento.

En 1993 pidió por primera vez su pasaporte estadounidense y en 1994 recibió una carta notificándole que fue negado porque no tenía suficiente información que comprobara su identidad.

La noticia no le importó tanto porque pensó que podría seguir utilizando su acta de nacimiento.

Pero en febrero del 2018 solicitó por segunda vez su pasaporte para viajar a Perú en noviembre de ese mismo año a una conferencia de su iglesia.

De nuevo su solicitud fue negada.

“Me dijo que debido a falta de evidencias que por eso no me estaban mandando el pasaporte, pero yo le dije que toda la evidencia que yo tenía es la que yo les había hecho llegar”.

María tuvo que entregar varios documentos adicionales como su licencia de conducir, copia de su tarjeta de seguro social, pero eso no fue suficiente. El departamento le pidió que enviara más documentos que comprobaran su identidad, una larga lista a las que su sumaron su acta de su bautizo, certificados de graduación, acta de matrimonio, cartas de cumpleaños, pero algunos eran expedidos en México.

Alfredo Soto, esposo de María, dijo que se le hizo raro que le negaran el pasaporte ya que ella fue quien solicitó la residencia para él y otros familiares.

“En el 95 yo arreglé mi residencia sin ningún problema, y luego del año 99 también le arregló sus documentos a su mama en Los Ángeles sin ningún problema en un fin de semana, en dos, tres días que fuimos a inmigración y pun ya tenía su permiso”.

Viendo que la petición del pasaporte fue negada, Soto acudió a las oficinas de la Unión de Libertades Civiles Americanas (ACLU) de Oregon junto con el bufete de abogados Orrick, Herrington & Sutcliffe.

El abogado Leland Baxter-Neal se encargó de la situación y luego de revisarlo dijo que se trataba de un caso de discriminación y presentaron una demanda federal.

“Si yo voy a pedir un pasaporte y yo mando mi acta de nacimiento, mi licencia de conducir, fácilmente me mandan el pasaporte verdad, y eso no fue lo que pasó con María, entonces tuvimos que investigar un poco e intentamos arreglarlo directamente con el gobierno y no quisieron, entonces metimos la demanda federal y ya con la demanda federal empezamos a negociar más”.

Agregó que tuvieron que obtener declaraciones de familiares que tenían el conocimiento del nacimiento de María, y cartas de la iglesia a la que asistía, una situación que Baxter-Neal dijo nunca debería suceder si al primer intento se entregan los documentos necesarios.

“No sentía como trato igual verdad, y segundo es que sabemos cómo ha sido este gobierno de Donald Trump con la gente de herencia latina, gente de, personas que son de color, preocupamos de que personas que no son como yo verdad”.

María aconsejó que la gente nunca se de darse por vencida al luchar por sus derechos y buscar ayuda.

“Vale la pena el luchar uno, aunque a veces haya muchos sacrificios y cosas de por medio, pero debe uno esforzarse porque uno esta reclamando lo que es de uno y también que si lo van a hacer se aseguren de ir con las personas correctas”.

El gobierno de Trump ha insistido durante su presidencia que ha querido una orden ejecutiva para cambiar la 14 enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que otorga la ciudadanía por nacimiento o a quienes nazcan en territorio estadounidense.

Ahora con pasaporte en mano, Soto tiene deseos de viajar y está creando una lista de los lugares que le gustaría visitar, aunque tendrá que esperar hasta que pase la pandemia.

Baxter-Neal dijo que retiraron la demanda en cuanto se resolvió el caso de María.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending