MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Tormenta invernal mata a miles de vacas en región central del estado de Wash.

Ganado muerto por la tormenta invernal en el Valle de Yakima, Wash.Foto cortesía de Angel Bucio.

YAKIMA, Wash . Granjeros y agricultores de la región central del estado de Washington han terminado fuertemente afectados por la más reciente tormenta invernal.

En el Valle de Yakima, debido a fuertes vientos de hasta 80 millas por hora sumado a las condiciones de frío extremo, alrededor de 1,600 vacas han muerto, según la Asociación de Granjeros Lecheros del Valle de Yakima.

La asociación dice que están tomando todas las medidas necesarias para proteger el ganado, como agregando áreas adicionales con insulación , alimento extra y descongelando canales de agua con agua templada.

La muerte de las vacas se debe en parte a la falta de personal que no han podido llegar a trabajar.

"Sin nuestros empleados, no hay forma de que nosotros, o nuestras vacas puedan sobrevivir a esta tormenta", dijo Alyssa Haak, quien trabaja en una lechería en Prosser. “Para proteger a nuestras vacas del viento, apilamos la paja de tal manera que funciona como rompevientos para nuestro ganado".

Otro granjero en Grandview dice que ha estado trabajando las 24 horas del día para asegurarse de que sus vacas estén protegidas del frío que ha azotado esta región por los pasados días.

"Estos han sido los peores días de mi vida", dijo. "Estamos devastados. No creo que nos hayan golpeado con un clima como éste".

Dado que el clima invernal extremo continúa ocurriendo en el este de Washington, dueños de lecherías evalúan las pérdidas y se preparan para más rondas de nieve y viento que se pronostican.

Agricultores y ganaderos dicen que trabajan juntos para ayudarse mutuamente en estos tiempos difíciles.

Markus Rollinger, un fabricante de productos lácteos de Sunnyside, dijo que "el sábado fue brutal" ya que tuvieron una jornada de 36 horas, pero que tuvieron "suerte". "Pasé mucho tiempo ayudando a mis compañeros y apoyándolos en estos tiempos difíciles", agregó Rollinger. "Mi hermano y yo estamos tratando de mantener los caminos libres de nieve para nuestros empleados y camiones de leche ".

El gobernador Inslee ha declarado a Washington en estado de emergencia para que la ayuda llegue más rápida a agricultores y ganaderos.

Granjeros también agradecen a transportistas de productos lácteos. "Sin su valentía (para manejar en estas condiciones), no podríamos sacar nuestra leche de las granjas", enfatizó Haak.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending