MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Sujeto sospechoso de abuso sexual infantil pudo haber huído a México

Foto de registro de cárcel de Gerardo Reyes-Oliveros. Cortesía de la Cárcel del Condado de Washington.

BEAVERTON, Ore. - Una familia y autoridades de Beaverton piden la ayuda de la ciudadanía para encontrar a un hombre acusado de abusar sexualmente de una menor de edad.

"Así llorando me dijo, porque no quiero que, porque no quiero que mi tío Gerardo me siga tocando", dijo la madre de la niña que identificó a su tío como el hombre que abusaba de ella sexualmente.

Ella asegura que el abuso comenzó desde hace tiempo cuando la niña tenía cuatro años.

La madre dice que ella quedó sorprendida de la reveladora confesión que le dio su hija cuando tomó un cuchillo tras haber tenido una discusión con ella.

La madre pidió ocultar su rostro y la de su hija por razones de seguridad.

El sospechoso del abuso, Gerardo Reyes-Oliveros, originario de Morelia, Michoacán, y quien vivía en Beaverton junto con su esposa y tres hijos, ha sido acusado formalmente de sodomía y delitos de abuso sexual de una menor.

Actualmente se encuentra en calidad de prófugo.

"Todavía hay personas que están ayudándolo, tal vez con mentiras, tal vez él no les está contando la verdad de lo que en realidad pasó".

Autoridades del Departamento de Policía de Beaverton dicen que Reyes-Oliveros tenía que presentar ante un juez el 13 de noviembre, pero nunca llegó.

El detective Chad Opitz dice que hay suficientes pruebas para acusar a Reyes-Oliveros de los delitos, pero temen que se haya fugado a otro estado o incluso a México.

La madre explica que es difícil entender el porque Reyes-Oliveros abusó de su hija, pero sabiendo que había sido arrestado, hizo que su hija se sintiera libre del abuso que sufrió por tantos años.

"El día en que nos enteramos de que fue arrestado yo le pregunté y le dije: '¿M'ija tú que es lo que de verdad querías para tu tío? ¿tú de verdad querías que lo encerraran? Ella dijo 'sí, mami'. Y le dije pues ya está encerrado y su sonrisa fue la más grande, la más grande, feliz y dijo: 'Mami I feel free, I feel free'".

Aunque no se ha confirmado si hay otras victimas, la madre asegura que su hija demostró valentía al confesar lo sucedido.

"Ella es una héroe, tal vez está salvando a más niñas que tal vez ya pasaron por esto, tal vez, no lo sabemos, pero para mí ella es una héroe".

Reyes-Oliveros salió bajo fianza el 9 de noviembre, después de pagar 25 mil dólares, pero nunca regresó a su cita ante el juez.

Si usted tiene alguna pista de su paradero, se le pide que se comunique con las autoridades.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending