MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Sin nada, pareja de Phoenix dice que FEMA les dio cheque de poco más de $1,500

Una bandera de EE.UU. ondea en un vecindario destruído por el incendio Almeda el viernes 11 de sept. de 2020, en Phoenix, Ore. (AP Photo/John Locher)

Deaven Macaulay usaba hoy lunes una camisa color naranja de manga larga y una falda gris combinada con estampado de cocodrilos negros. Era el mismo atuendo que usó para trabajar el 8 de septiembre, y una de las pocas pertenencias que le quedan después del incendio Almeda, que arrasó practicamente todo el valle.

Macaulay y su esposo vivían en Phoenix, una de las ciudades peor afectadas por el incendio.

Dijo que el dolor que siente por perder todo va y viene, como en vaivén de olas, que las cosas pequeñas pérdidas suelen ser las que más duelen.

"Nos daremos la vuelta y nos daremos cuenta de que no tenemos algo que necesitemos para pasar el día", dijo Macaulay.

A toda esas olas de dolor se suma una más: "Recibí una carta de FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) hoy y, según ellos, la suma total de nuestra vida vale $1,584".

Con esa cantidad de dinero, dijo Macaulay, encontrar un lugar para vivir es prácticamente imposible.

"Hemos estado buscando departamentos, ni siquiera podemos encontrar uno de menos de $1,200 al mes. Hay tanta gente que necesita un hogar en este momento", dijo.

Ella dijo que ni siquiera se dieron cuenta de que el fuego se avecinaba hasta una hora antes de que fueran evacuados sin llevar nada más que una computadora portátil y la ropa que llevaban puesta.

"Viviendo en Rogue Valley, nos sentimos tan seguros de no estar en peligro de incendios, porque casi todos los años hay aquí y siempre en las colinas", dijo Macaulay. "Cada año pensé en comprar un seguro, sólo por seguridad, pero luego ya no hay incendios y todo vuelve a estar bien".

La pareja no pensó que el incendio destruiría su casa y todas sus pertenencias esa noche.

Macaulay dijo que por mera precaución compró un seguro de inquilinos de último minuto.

"Pensé que como ya estaba Ashland (el incendio), eso ya era bastante cerca, pero todavía en las colinas, por eso compraría el seguro este año", dijo Macaulay. "Así que me conecté a Internet y me inscribí".

Desafortunadamente, la poliza de seguro entró en vigor a la medianoche de esa noche, pocas horas después de que las llamas arrasaran la ciudad de Phoenix y llegaran a South Medford.

Once años de recuerdos para Macaulay y su esposo se redujeron a cenizas esa noche.

Ayer regresó al lugar donde estaba su casa en Cheryl Ln en Phoenix. Dijo que todo lo que quedaba entre los escombros era una salsera y un adorno navideño.

Macaulay dijo que esta no es la primera vez que experimenta este tipo de pérdida.

"La casa de mi familia se quemó cuando yo tenía 10 años, gracias a Dios no tuve que ver cómo se quemaba, pero no obstante, ya no está", dijo.

Macaulay dijo que no entiende como no hubo una advertencia masiva o algo para informar a los residentes de la gravedad del incendio antes de que fuera demasiado tarde.

"Solo quiero que se respondan algunas preguntas sobre porqué no había un sistema de alerta. No había sirenas. Hay una toma de agua de incendios allí mismo en mi propiedad, eso podría haber ayudado a salvar nuestro hogar, pero nunca fue usado", dijo Macaulay.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending