MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Piden renuncia de legislador de Oregon por dejar que manifestantes entraran al capitolio

Oregon State Rep. Mike Nearman lets protesters into Capitol during special session. (KATU)Thumbnail

SALEM, Ore. - La presidente de la Cámara de Representantes de Oregon está pidiendo la renuncia de un legislador republicano estatal después de que permitiera que manifestantes ingresaran al edificio del Capitolio durante una sesión especial en diciembre y causaran actos de vandalismo.

En diciembre, los legisladores se reunieron en Salem para una jornada especial y manifestantes aprovecharon para rodear el capitolio y protestar por las restricciones de COVID-19 de Oregon.

Posteriormente, las autoridades declararon el evento una reunión ilegal.

En video de vigilancia se ve que el representante estatal de Oregon, Mike Nearman, permitió que los manifestantes entraran al Capitolio cuando abrió la puerta, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Tina Kotek.


Además de pedir su renuncia, Kotek despojó al representante Nearman de sus asignaciones en el comité y rescindió sus nombramientos en la comisión, según un comunicado emitido el lunes.

Ella también está enviando una factura a Nearman por $2,000 para cubrir el daño causado al interior.

"El Representante Nearman puso a todas las personas en el Capitolio en grave peligro", dijo Kotek. “Como vimos trágicamente la semana pasada durante la insurrección en el Capitolio de los Estados Unidos, las consecuencias podrían haber sido mucho peores si la policía no hubiera intervenido tan rápidamente. Sus acciones han creado un miedo inmenso entre los legisladores y el personal del Capitolio. Creo que debería renunciar de inmediato porque ya ha violado la confianza del público y ha puesto en peligro nuestra capacidad para llevar a cabo los negocios de la gente de manera segura".

La presidenta Kotek se une a otros miembros de la Cámara para presentar una queja formal de "ambiente de trabajo hostil" ante la Oficina de Equidad Legislativa, dijo el comunicado de su oficina.

Según Kotek, el representante Nearman leyó recientemente una carta en la que decía que no permitirá que ninguna persona no autorizada ingrese al Capitolio, que rescindirá su placa de acceso y dará un aviso de 24 horas cada vez que vaya al edificio para permitir que otros trabajen en el Capitolio.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending