MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Niña de Oregon fue torturada hasta morir, sus abuelos buscan ley que proteja a niños

Foto por: abuelos de Oleander.

EDO. DE OREGON. - Oleander Labier tenía apenas 5 años de edad cuando fue torturada y asesinada por su padre y la novia de él. Las torturas variaban: la obligaban a arrodillarse sobre arroz o ladrillos, la golpeaban con un cinturón hasta sangrarla o la arrojaban a la tina de baño llena de cubos de hielo. El abuso terminó en 2010, cuando Oleander falleció a causa de las torturas.

El padre de la menor, Christopher Rosillo, actualmente cumple una sentencia de cadena perpetua por homicidio y abuso. La novia de él, Guadalupe Quintero, fue condenada a 20 años de prisión por homicidio involuntario.

Durante el tiempo que Orleander era torturada, los padres de Quintero eran testigos de lo que sucedía, ya que vivían en la misma casa donde habitaba la niña. Por ese motivo los abuelos de Oleander acusan a los padres de Quintero de presenciar los maltratos a los que era sometidos su nieta y nunca denunciar estos hechos a las autoridades.

Sin embargo, a pesar de presuntamente ser testigos de abuso infantil, los padres de Quintero nunca fueron encontrados culpables de ningún crimen.

Ahora, los abuelos de la pequeña fallecida buscan cambiar el actual sistema de leyes estatal. Actualmente, una ley de denuncia de abuso infantil sólo obliga a personas de ciertos trabajos, como doctores, maestros y trabajadores de cuidado infantil, a notificar a las autoridades si tienen sospecha de un caso de maltrato de menores, pero los abuelos de Oleander luchan para que cualquier persona en Oregon, aunque tengan la mínima sospecha, este obligada a denunciar un caso de abuso infantil.

Trending

LOADING