MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Mamá, de primer bebé muerto por COVID-19 en Oregon, habla de su experiencia

Courtesy Ashley Wadley.PNG

UMATILLA COUNTY, Ore. - Ashley Wadley relató que su hijo, David James Wadley Jr., falleció dos días después de haber nacido prematuramente.

El niño luchó por su vida durante dos días antes de arrojar positivo por COVID-19 y falleció.

RELACIONADO| Muere primer bebé en Oregon tras contraer coronavirus

Ashley dijo que ella dio positivo al coronavirus el 11 de enero. Ella

no podía levantarse de la cama y tenía fiebre.

Puesto que le faltaban nueve semanas para dar a luz, Ashley se preocupó.

El 14 de enero, Ashley reportó que su hijo no se movía tanto como debería y empezó preocuparse aun más.

Al día siguiente, Ashley llamó a los médicos y poco después comenzó a tener contracciones.

Los médicos le dijeron a Ashley que el corazón del bebé estaba acelerado, que estaba estresado y que necesitarían hacerle una cesárea de emergencia.

David Wadley Jr. nació con un peso de solo 3 libras, 15 oz. Al bebé lo transportaron en helicóptero al hospital Kadlec mientras Ashley permaneció en un hospital de Pendleton.

Ashley contó que nunca tuvo la oportunidad de conocer a David.

Ashley pensó que el bebé se estaba recuperando porque los médicos pudieron quitarle los tubos respiratorios porque empezó a respirar solo.

El 17 de enero, David comenzó a empeorar. Los médicos notaron que los pulmones del bebé estaban afectados, dijo Ashley.

David empezó a tener convulsiones y tenía una hemorragia cerebral.

A las 9:37 p.m. del 17 de enero, Ashley dijo que 'recibió esa llamada que ningún padre quiere recibir'. "Mi bebé falleció a las 9:34 p.m. y dio positivo por COVID", dijo Ashley.

Según los CDC, es posible, pero extremadamente raro, que los niños en el vientre contraigan coronavirus en el útero.

"La mayoría de los recién nacidos que dieron positivo por COVID-19 tuvieron síntomas leves o ningún síntoma y se recuperaron. Sin embargo, hay algunos informes de recién nacidos con enfermedad grave por COVID-19", reportó los CDC.

Ashley y su esposo están luchando emocional y financieramente. La pandemia ha sido difícil para la pareja que está criando a otros dos hijos.

Ashley compartió su historia porque quiere que otros sepan que es posible, aunque extremadamente raro, que un feto contraiga coronavirus mientras está en el útero.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending