MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Joven emprendedor de McMinnville piensa luchar por su negocio MigElotes

Miguel explico que ha recibido apoyo de la comunidad e incluso de personas de otros estados en EE.UU..PNG

MCMINNVILLE, Ore. – El joven emprendedor que inició su negocio de venta de elotes para juntar dinero y comprar sus útiles escolares y ropa tuvo que abandonar su micro-empresa por orden de autoridades.

Con el fin de auto-solventarse a sí mismo, Miguel Ángel Lozano tuvo la idea de vender elotes estilo mexicano en McMinnville, pero ahora se encuentra sin su negocio móvil MigElotes después que el Condado de Yahmill llegara a su puesto y le notificara que no podía seguir operando debido a que no contaba con los permisos correspondientes.

“Me dijo que ya no puedo, ya no puedo vender elotes, ya no más”.

La notificación llegó en un momento clave para Miguel: su negocio iba viento en popa y le estaba dejando ganancias como para ambicionar comprar un auto.

Según Miguel, una oficial del Condado de Yamhill le pidió que primero tenía que cumplir con algunos requisitos de salubridad para la preparación y venta de elotes.

Entre los requisitos que tenía que cumplir es una licencia de venta de comida, una de cocina certificada y otra de lavamanos.

“Me siento malo porque nomás quería ayudar a la community y también quería dinero para mi ropa y para mi carro”.

Su ayuda a la comunidad sería ofreciendo un producto no disponible en donde vive.

Miguel nos dijo que antes de comenzar a vender preguntó a autoridades de su condado sobre los permisos que necesitaba, pero que nunca le respondieron.

Él no es el único vendiendo productos caseros, hay otras personas vendiendo sus productos en redes sociales o en las calles.

La Autoridad de Salud de Oregon (OHA) es la agencia encargada en regular la preparación, manejo y venta de productos caseros en el estado.

A través de un comunicado, OHA informó que “verduras como el maíz u otros vegetales cocidos, podrían ser peligrosos para el consumo sino se siguen ciertos reglamentos y necesitaría ser vendido (el producto) por una unidad móvil con una licencia para vender o para en un evento con licencia temporal de restaurante”.

Para obtener una licencia para una unidad móvil se requiere una inspección de diseño y construcción de la unidad para asegurar que el producto esté protegido de contaminación y que la preparación y el manejo del producto sea adecuado, agregó OHA.

A pesar del obstáculo, Miguel aseguró que ha recibido apoyo de la comunidad, incluso de personas en otros estados del país.

“Hay personas que me están compartiendo en Twitter e Instragram y me está ayudando mucho con eso, y también Facebook”.

Miguel dijo que tiene una cita programada con oficiales del condado este miércoles y que tiene esperanzas de que le permitan volver a abrir su puesto de elotes móvil.

“Porque hay niños que no tienen, no pueden preguntarles a sus padres para el dinero y quieren trabajar, pero no pueden ahorita porque el ‘health department’ dice no”.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos del Condado de Yamhill nos respondió solo a algunas preguntas que le hicimos en referencia al caso de Miguel. A través de un correo electrónico, el condado dijo:

“Valoramos la labor de jóvenes emprendedores y miembros de la comunidad. Tenemos la obligación de asegurar que se sigan los estándares de seguridad y salud al momento que individuos vendan comida perecedera al público. Personas que tengan deseos de vener comida al público tienen varias opciones dependiendo del tipo de licencia que necesiten. Varían dependiendo, ya sea temporal o permanente, de temporada, móvil o de planta. Todas las tarifas de las licencias incluyen el costo de inspección y plan de evaluación que sean aplicables, pero las tarifas en este tipo de establecimiento (como el de Miguel) pueden encontrarse en nuestro portal de internet y tienen un costo mínimo de $149. Ninguna de nuestra tarifas llega a los $1,415.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending