MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Familias enfrentan incremento de 100% a su renta

PORTLAND, Ore. - Participar en marchas y hasta testificar en el capitolio del estado es algo que Adelfa nunca imaginó terminaría haciendo, pero después de recibir un aumento de renta del 100%, dice que no le quedó otra opción.

“La necesidad nos está obligando a hacer todo esto por nuestros hijos más que nada. No queremos andarlos moviendo de escuela. Donde ellos van es la Rigler y es una buena escuela. Tienen un programa para español e inglés”, dice Adelfa.

Ella, su esposo y tres hijos han vivido en los departamentos Normandy por cuatro años y han creado un ambiente familiar junto otras familias que viven en el edificio, algo que les puede ser arrebatado en cualquier momento.

“Queremos leyes para los inquilinos porque no hay protección para nosotros. La mayoría de personas que yo escuchado viven como si fueran animalitos y no somos animales, somos personas responsables y trabajadoras y por eso es que uno quiere defender sus derechos", afirma Adelfa.

Para la mayoría de estas familias que viven al día, poder solventar lo doble de la renta crearía demasiadas carencias.

Jessica la sobrina de Adelfa expresa, “la renta es $1,300 y eso es lo de mi cheque. Mas aparte los biles y todo eso; no hay espacio para lo demás y entonces la única opción es tener otro trabajo".

Organizaciones como Living Cully, que se han unido a la lucha de los inquilinos, buscan llegar a un acuerdo con el dueño de los departamentos para que las familias permanezcan en sus hogares.

“Los abogados que representan a los residentes mandaron otra carta al property manager para avisarles que (el aviso) del aumento de renta no es válido. Hay un defecto en la manera que entregaron (los avisos), no cumplen con la ley estatal entonces tenemos la oportunidad de entrar en negociaciones con los dueños para buscar una solución", explica Cameron Harrington de Living Cully.

En cuanto a Adelfa, de no llegar a una resolución, pueda regresar a México; país del que huyó hace casi dos décadas debido a la violencia.

“Si no se puede, no hay otra opción mas, para no andar navegando con nuestros hijos por donde quiera", finaliza Adelfa.

Trending