MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Exasistente de director de High School se declara culpable de conducta sexual inapropiada

Sadie R. Pritchard comparece por primera vez en el Tribunal Superior del Condado de Clark. Pritchard está acusada de tener contacto sexual con un estudiante de Evergreen High School, donde ella trabajó como asistente de director. (Alisha Jucevic / The Columbian)

SUROESTE DE WASHINGTON. - Un exasistente de director de Evergreen High School se declaró culpable de las acusaciones de conducta sexual inapropiada con un estudiante.

El diario The Columbian informó que Sadie Pritchard, de 41 años de edad, se declaró culpable el martes de los cargos de conducta sexual inapropiada con un menor y de comunicarse con un menor con fines inmorales.

Pritchard fue arrestada en junio de 2018 bajo sospecha de tres cargos de mala conducta sexual con un menor.

Pritchard declaró que ella comenzó a seguir al estudiante en Instagram en el otoño de 2017 y se ofreció a ayudar con la tarea. El estudiante dijo que los mensajes poco a poco se volvieron más íntimos al grado que intercambiaron fotos de desnudos.

Pero el estudiante dijo que las fotos fueron borradas y que Pritchard borró su cuenta de Instagram.

La situación no paró allí. El estudiante dijo que Pritchard comenzó a sacarlo de clases y llevarlo a su oficina. Fue entonces cuando comenzó la relación sexual.

El estudiante dijo que comenzaron a tener relaciones sexuales en diciembre y esto ocurrió aproximadamente tres o cuatro veces durante aproximadamente seis semanas.

El estudiante dijo que la relación sexual terminó porque él se molestó y le dijo a Pritchard que lo que estaban haciendo estaba mal y que no podía seguir.

La víctima aseguró que Pritchard le dio dinero regularmente durante varios meses. Un total de más de $1,000. El estudiante negó que el dinero fuera a cambio de tener relaciones sexuales para evitar que se lo contara a alguien.

El Departamento de Recursos Humanos de Evergreen High School logró recuperar los correos electrónicos en los que Pritchard solicitaba que retiraran al estudiante de clases y que se presentara en su oficina, según documentos de investigación.

El Departamento de Recursos Humanos también descubrió correos electrónicos que mostraban que Pritchard solicitó que las calificaciones del estudiante fueran mejoradas y así subiera su promedio académico (GPA).

Pritchard fue puesta de baja, pero con goce de sueldo, antes de renunciar el 29 de mayo.

The Columbian reporta que la sentencia está programada para el 10 de abril. Ambos cargos de delitos menores conllevan a un periodo máximo de un año de cárcel, de acuerdo a los documentos judiciales.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending