MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Empresas deben proteger a empleados trabajando al exterior por incendios o denúncielos

In this photo taken Tuesday, Oct. 15, 2019, Edilia Ortega dumps a picking bag full of Cosmic Crisp apple, a new variety and the first-ever bred in Washington state, into a bin in an orchard in Wapato, Wash. The Cosmic Crisp, available beginning Dec. 1, is expected to be a game changer in the apple industry. Already, growers have planted 12 million Cosmic Crisp apple trees, a sign of confidence in the new variety. (AP Photo/Elaine Thompson)

PORTLAND, Ore. — Los funcionarios estatales de salud pública y del trabajo instan a los empleadores a detener o retrasar la actividad laboral al aire libre donde puedan y tomar otras medidas razonables para proteger a los empleados cuando la calidad del aire llega a ser “insalubre” o peor.

Los empleadores son responsables de proporcionar lugares de trabajo seguros, saludables, y abordar los peligros para los trabajadores, incluyendo por la mala calidad de aire ocasionada por los incendios forestales, informaron funcionarios de Seguridad y Salud Ocupacional de Oregon (OSHA) y la Autoridad de Salud de Oregon (OHA).

Esa responsabilidad incluye:

Frenar trabajos al aire libre cuando la calidad del aire en un área se vuelve “insalubre” o alcanza un Índice de Calidad del Aire de al menos 151 (actualmente estamos alrededor de 300).

Permitir que los trabajadores con problemas de salud preexistentes se queden en casa.

Reorganizar los horarios de trabajo, las horas y las tareas de manera que permita a los trabajadores realizar su tarea al exterior.

Proporcionar máscaras N95, donde y cuando sea apropiado, e informar a los trabajadores sobre su uso y cuidado adecuados.

Este video de Oregon OSHA guía a empleadores y trabajadores a través de esos procedimientos.

Además, los empleadores deben tener en cuenta que los trabajadores que tienen familias en áreas que han recibido instrucciones de prepararse para la evacuación pueden necesitar quedarse en casa y no ir al trabajo para ayudar a sus familias con esos preparativos.

Tales operaciones al aire libre incluyen cosechas agrícolas, construcción y aquellas en las que las actividades al aire libre requieren un esfuerzo intenso y prolongado.

Tanto el calor como la contaminación del aire afectan la salud pulmonar, cardíaca y podrían tener efectos adversos aditivos en los trabajadores.

Y aunque la pandemia de COVID-19 ha provocado que muchos trabajadores al aire libre usen más rutinariamente cubiertas faciales para protegerse a sí mismos y a otros del virus, las mascarillas, los protectores faciales y las cubiertas faciales no son reemplazos aceptables para mejorar la calidad del aire, dijo Dean Sidelinger, funcionario de salud y epidemiólogo estatal de la División de Salud Pública de OHA.

Sidelinger agregó que el aumento de la contaminación se ha asociado con un mayor riesgo de infección respiratoria por el COVID-19. Esto es especialmente importante para la población trabajadora de Oregon, que afecta mayormente a hispanos ya que ha experimentado tasas desproporcionadamente más altas de infección por COVID-19 que las personas de otros orígenes étnicos.

Si los trabajadores están preocupados o que crean que sus preocupaciones no están siendo atendidas pueden presentar una queja ante OSHA de Oregon. Pulse aquí

PCUN, la organización de pineros de Oregon, tiene cubrebocas N-95 para trabajadores del campo. Marque al 503-851-5660

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending