MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Empleador podría obligarlo a ponerse la vacuna del COVID-19, asegura un experto de leyes

FILE - This May 4, 2020, file photo provided by the University of Maryland School of Medicine, shows the first patient enrolled in Pfizer's COVID-19 coronavirus vaccine clinical trial at the University of Maryland School of Medicine in Baltimore. Pfizer and BioNTech say they've won permission Wednesday, Dec. 2, 2020, for emergency use of their COVID-19 vaccine in Britain, the world’s first coronavirus shot that’s backed by rigorous science -- and a major step toward eventually ending the pandemic. (Courtesy of University of Maryland School of Medicine via AP, File)

PORTLAND, Ore. - Aunque todavía falta para que la vacuna del nuevo coronavirus se aplique a gran escala, un experto en leyes locales prevé algunos problemas legales una vez que empiecen las vacunaciones.

Se cuestiona si los empleadores exigirán a sus empleados a ponerse la vacuna.

"Todo esto es nuevo y todos estos temas tendrán que ser tratados en los tribunales. Estoy seguro de que habrá desafíos", dijo Henry Drummonds, profesor de derecho de Lewis and Clark College.

Tanto Oregon como Washington son estados de "discreción"; lo que significa que un empleador puede despedir a un empleado por cualquier motivo legal, o sin motivo, sin previo aviso y sin tener que establecer una causa justa.

Drummonds dijo que, debido a esa ley, es legal que empleadores de Oregon Washington puedan requerir que sus empleados se vacunen contra el coronavirus de lo contrario podrían ser despedidos.

"El empleador es libre de especificar y cambiar sus políticas", dijo Drummonds.

Drummonds agregó que existen excepciones tanto para los trabajadores sindicalizados como para los trabajadores independientes.

"Muchos empleados sindicalizados tienen derechos contractuales en virtud de sus contratos sindicales que restringirían la capacidad de los empleadores para imponer una nueva condición de empleo durante la mitad del contrato", dijo Drummonds.

Otra excepción podría prohibir que los lugares de trabajo administrados por el gobierno impongan un requisito de vacunación a los empleados.

"Si un empleado público siente que sus creencias religiosas se ven comprometidas por los requisitos de un empleador gubernamental, es posible que los tribunales consideren ese tipo de demanda", dijo Drummonds.

Sin embargo, el profesor de derecho cree que muchas de esas demandas serían difíciles de revertir en medio de una pandemia y que los empleadores podrían enfrentar más problemas legales por hacer que dicha vacuna sea opcional.

"El empleador tiene la obligación de proporcionar un lugar de trabajo razonablemente seguro para los demás empleados según nuestras leyes de salud y seguridad ocupacional".

Marcel Curlin, doctor de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon dijo que OHSU no hará obligatoria una vacuna contra el coronavirus una vez que esté disponible.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending