MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Crónica de juicio de Jeremy Christian: testifica el único sobreviviente

Micah Fletcher takes the stand in MAX stabbing trial - KATU image from February 4, 2020.jpg

PORTLAND, Ore. – Inicia el día siete del juicio contra Jeremy Christian, hombre acusado de apuñalar a tres hombres y matar a dos a bordo de un vagón del MAX en 2017.

El martes, durante el sexto día, el único sobreviviente del apuñalamiento testificó en tribunales y brindó un testimonio emotivo, así como crudo.

Los fiscales acusan a Christian de apuñalar y matar a Taliesin Namkai-Meche, Ricky Best, y de herir gravemente a un tercer hombre, Micah Fletcher, en mayo de 2017.

Fletcher encaró a su presunto agresor y contó todo lo que ocurrió hasta el momento en que Christian sacó el cuchillo del bolsillo.

Durante su testimonio, Fletcher frenó su declaración en ocasiones para respirar antes de responder.

Médicos declararon previamente que Fletcher corrió con suerte de estar vivo, porque la herida de arma blanca penetró su yugular.

Los fiscales ordenaron que Fletcher mostrara su cicatriz al jurado.

"Pensé que iba a agarrar a Tilly [Namkai-Meche] y golpearlo, en ese momento lo agarré por el cuello, del hombro de su camisa y lo empujé", Dijo Fletcher.

Según Fletcher, Christian lo empujó a él y a Namkai-Meche antes de que él respondiera y también lo empujara.

En un momento, relató Fletcher que Christian se vio cara a cara con Taliesan, y él sentía que Taliesan no fuera a pelear, por lo que él quería intervenir para que Tilly se fuera.

Los fiscales luego preguntaron: "¿Cómo respondió?"

"Él respondió apuñalándome en la garganta", dijo Fletcher.

Fletcher agregó que no pasa un solo día sin pensar en los apuñalamientos.

"Lo hice porque en ese momento pensé que era lo correcto", dijo Fletcher.

"él murió, me lastimé. Me equivoqué. No lo salvé, realmente quería y no pude, simplemente no era lo suficientemente fuerte".

Cuando la defensa de Christian tuvo la oportunidad de hacerle preguntas a Micah, gran parte de su atención se centró en su participación previa en protestas y manifestaciones alrededor de Portland.

También hicieron una serie de preguntas alusivas a que las cosas se habían calmado en el tren hasta que Micah exacerbó la situación, un hecho con el que no estaba de acuerdo.

Micah dijo que estaba seguro de que iba a morir después de haber sido apuñalado. Él dice que pensó que esa llamada telefónica a su madre sería la última que haría.

Durante el testimonio, Christian permaneció callado. Sin embargo, se le podía ver sacudiendo la cabeza en desacuerdo con el relato de Fletcher.

Se espera que el juicio continúe durante aproximadamente un mes.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending