MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Ciudades costeras de Pacífico Noroeste dan a visitantes 24 horas para desalojar

Foto via Ciudad de Long Beach.jpg

COSTA DE OREGON. - La costa de Oregon vio un abundante numero de visitantes este fin de semana.

En su gran mayoría eran personas huyendo de sus hogares buscando un lugar de distraccion por la pandemia del coronavirus. No obstante, la cifra fue muy alta. Por lo tanto, Warrenton, Manzanita, Astoria, Tillamook y Seaside emitieron un mensaje a visitantes y turistas: tienen 24 horas para desalojar el área.

Ciudades costeras de Oregon se vieron obstruidas por personas y vehículos el sábado. La multitud sorprendió a muchos residentes de estas ciudades de la costa de Oregon porque parecía estar desafiando las prácticas de distanciamiento social por el alto numero de personas en estacionamientos y zonas de la playa.

Por ejemplo, el gobierno de Warrenton declaró estado de emergencia por lo que visitantes deben salir, a menos que tengan una reservación a largo plazo en algún campamento u hotel de la comunidad. De otra manera, todos los hoteles no aceptarán nuevas reservaciones y las propiedades de alquiler tendrán prohibido aceptar nuevos visitantes mientras la emergencia de salud pública esté vigente.

De manera similar, el gobierno de Seaside también promulgó un cierre similar. A partir del lunes 23 de marzo, todas las reservaciones de alojamiento a corto plazo quedarán suspendidas y áreas recreativas de la ciudad estaran cerradas.

Las ciudades de Manzanita, Astoria y Tillamook, de igual manera, emitieron órdenes similares el domingo. Todos ellos están ordenando a todos los visitantes a volver a sus ciudades de origen.

Tillamook anunció el domingo por la noche que cerraría todos los puntos de entrada a la playa, estacionamientos y puertos de botes con fines recreativos.

"De repente ver a miles de personas en nuestra comunidad en estos momentos es inseguro para todos", dijo el alcalde de Astoria, Bruce Jones.

Más hacia el norte, en Long Beach, Washington, el alcalde Jerry Phillips tomó una acción diferente.

"No puedo cerrar la playa porque pertenece al estado, pero sí tengo control sobre los caminos que conducen a la playa. Así que he bloqueado ese acceso", dijo Phillips.

Él dice que residentes de Long Beach aún pueden ir a la playa a pie o en bicicleta, pero automóviles y visitantes ya no.

"La conclusión es que tenemos que distanciarnos", dijo Phillips.

Todos los alcaldes dijeron que esperan que los gobernadores de Oregon y Washington muestren su liderazgo y establezcan el orden.

"Deseamos que las personas sean responsables y sigan las indicaciones de los gobernadores. Creo que si se promulgara una prohibición en todo el estado, como lo hemos hecho con visitantes en las ciudades costeras, eso sería de gran ayuda", dijo el alcalde Jones.




close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending