MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Arrestan tres mujeres en conexión con la muerte de bebé dentro de una guardería ilegal

Rochelle Jones and Debra Jones mug shots courtesy NORCOR

HOOD RIVER, Ore. – Comparecieron en el Juzgado del Condado de Hood River dos mujeres acusadas de ayudar a operar una guardería ilegal donde murió un bebé de cuatro meses.

De acuerdo con documentos judiciales Rochelle Jones, de 53 años, y Debra Jones, de 63 años, fueron arrestada el domingo y el lunes tuvieron su primera comparecencia.

Rochelle y Debra Jones enfrentan cargos de homicidio culposo en segundo grado, maltrato criminal en primer grado. También, se les fueron imputados cinco cargos de operar una guardería de manera ilegal.

Una tercera mujer en el caso, Donna Pilcher, de 64 años, fue arrestada el 2 de octubre. Pilcher enfrenta los mismos cargos criminales.

El pasado 15 de mayo, la policía de Hood River respondió a una llamada, proveniente de una vivienda sobre Redtail Loop, para reportar que había un bebé sin vida.

Según las autoridades, la guardería, Mama Bear's, era operada ilegalmente por las tres mujeres.

El reporte de la policía detalla que el hijo de Rochelle, de 18 años, encontró al bebé sin vida en la cama de su madre.

"Cuando él encontró al bebé, se dio cuenta que salía espuma de su boca," dice un documento judicial.

El adolescente declaró que el bebé tenía una mamila en su boca cuando lo vio por última vez, pero cuando regresó a revisarlo, "la botella ya no estaba en su boca".

Las autoridades no han dado a conocer la causa de muerte del menor.

La madre del pequeño relató que su hijo era un "bebé feliz" que actuaba normal antes de su muerte.

Autoridades añadieron que las tres mujeres también habían estado operando la guardería Mama Shell's Day Care, en una casa sobre Henderson Road en Hood River.

Ese centro de cuidado fue cerrado el año pasado luego que el Departamento de Servicios Humanos descubriera que Rochelle maltrataba a los menores.

Documentos oficiales indican que "ella tomaba un palo y lo golpeaba contra objetos o contra de su mano para llamar la atención de los niños" o cuando los menores se portaban mal.

La mujer presuntamente administraba una hormona a los niños para provocarles el sueño.

Adicionalmente, la investigación reveló que Rochelle Jones recibió ayuda de una empleada del estado para reabrir la guardería ilegalmente.

La empleada estatal, Julie Smith, especialista en licencias para el cuidado de niños en Oregon, enfrenta cargos por falta de ética laboral y operación de un centro de cuidado infantil sin certificación.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending