MENU
component-ddb-728x90-v1-01-desktop

Advertencia sobre lechuga romana contaminada con E. Coli de California

(MGN)

PORTLAND, Ore. – Según los Centros del Control de Enfermedades (CDC) la lechuga romana que proviene de Salinas, California, ha estado causando enfermedades en distintas partes del país, afectando A por lo menos 40 personas. De esa cifra, 28 han sido hospitalizados.

El doctor Emilio Debess, Epidemiólogo de la División de Salud Publica de Oregon Health Authority, explicó que el E.Coli puede causar diarrea, diarrea con sangre, vómito y fiebre, pero enfatizó que las personas mas susceptibles son niños pequeños.

“Los niños son susceptibles a esta bacteria particularmente y puede causar insuficiencia renal que es lo mas importante”, dijo Debess.

Aunque varios mercados latinos que hablaron con Univision Portland dijeron que no venden lechuga romana, consumidores dieron que es mejor tomar precaución y hacer caso a los avisos.

“Pues la verdad no consumirla, no consumirla y cuando la consumimos pues ahora si lavarla perfectamente bien como debe ser para evitar enfermarnos”, comentó Gloria Dolores Catalán, vendedora de frutas en Paisano Plaza, ubicada en la calle Division.

Roberto Barrios dijo que le gusta consumir la lechuga romana y opinó que es mejor tener cuidado.

“Hay que tener precaución, ¿ no? Especialmente cuando hay pequeños en la casa pues siempre es importante tomar medidas”, explicó Barrios. “Como buenos latinos yo creo que siempre hacemos nuestros remedios caseros, como echarla a remojar y ponerle unas gotitas de alcohol, pero yo creo que en estos casos pues es preferible no consumirla y no poner en riesgo a nuestros hijos y a la familia”.

El doctor Debess agregó que las verduras pueden resultar contaminadas cuando reciben agua de riego que contiene materia fecal y que normalmente afecta la parte exterior de la verdura.

“Usualmente se puede lavar la verdura bien con agua caliente y para eliminar la bacteria, el agua que usualmente esta contaminada contamina la parte de afuera de la lechuga”, explicó Debess.

Pero para mayor seguridad, él y los CDC sugieren que consumidores usen otros métodos de limpieza.

“Las personas que tienen comida contaminada como la lechuga contaminada, deben botarla, no la deben consumir y deben limpiar el área con cloro, con agua, con jabón para eliminar la bacteria”, aseguró Debess.

En el estado de Oregon aun no se han confirmado casos de E.Coli, pero según los CDC, se está recomendando que si tienen lechuga romana de cualquier marca que provenga de Salinas, California, es preferible que la tiren.

Personas que comen lechuga contaminada podrían sufrir de diarrea que dura entre 3 a 4 días y deberán consultar a su médico.

close video ad
Unmutetoggle ad audio on off

Trending